Una con Fundamentos....

El sábado pasado, EPN metió las cuatro y se batió todito. Todavía ayer no se acababa de limpiar cuando su descendencia lo atascaba más y más.
El discípulo de la caca quiso aprovechar la coyuntura creada por el encopetado y acabo haciendo lo que su patrón: El Ridículo.
Hoy, Hoy, Hoy, Andrés Manuel López Obrador publica en La Jornis sus fundamentos para una República Amorosa.
Aquellos que puedan liberarse del daño al que han sido sometidos, aquellos que pueda sepan y quieran leer, despersonalizándose de prejuicios, acabando se los vuelven a poner si los necesitan, háganlo.
Leerán de Propuestas, de Necesidades, de Principios, de Reformas, de Justicia y de Progreso.
Se respalda en Alfonso Reyes y su Cartilla Moral y en Cual es mi fe de Tolstoi. Cita a Martí y embellece nuestra mañana.
No es mamada si les digo que al terminar su lectura, uno acaba reconfortado.

Les deseo tannnnnta paz.

Comentarios

fritzio ha dicho que…
La república amorosa, la moral de reyes o los valores sustentados en el poder gozar de lo que vale realmente y no de lo que se cambia cotidianamente

suena bien para el concierto que debe ser la improvisación para las almas de lo que se venga en el remolino del ahora si inevitable veinte once de los mil y cien encontronazos que se avecinan y se agazapan

estar preparados, no para seguir como reses o corderos sino para librar las batallas en los valles que no en los desiertos donde tres o cuatro rios son suficientes para reiterar el desamor por una patria que se ha hecho espuria a base de deshonestidad y sesgos y necedades

ya habrá tiempo para volvernos ciegos de furia contra los molinos que son dragones, contra las truculencias de la infelicidad

un código del bien... por sobre las montañas de basura, pero también con la certeza de que los volcanes nevados son una manera de la naturaleza de decirnos que hay remedio en la luminosa coloración de los inviernos

y en blanco y negro, que dijera Ripstein, que es la realidad

amo a tó, matarile rile ron

amo a té, a tu claridad y a tu vehemencia y a tu manera de provocar, junto con las palabras de otros, a mejores pensamientos sin machacar, ¡ya para qué! en las necedades gorjeadas por las proto primeras familias que primero deben pasar por la talacha de que otros, con conciencia y con decencia, deben depositar en un voto

no de confianza ni siquiera de esperanza, sino de congruencia

abrazo de invierno
fritzio ha dicho que…
QUISE DECIR, POR SUPUESTO, VEOMTE DOCE...

este ya se lo lleva el tobogán...
Pherro ha dicho que…
Mi muy estimado Amigo Hongo Esperanzado, creo que hace seis años un aspirante a presidente de México, andaba pregonando algo parecido a lo que leí hoy por recomendación tuya.
Con la diferencia de que lo hacia de una manera más violenta, como queriendo demostrar que él no necesitaba de muchas simpatías para imponer lo que creía era benéfico para toda una nación.
Por supuesto es de sabios rectificar, pero yo me pregunto si después de seis años, luego de una tremenda frustración, ante una segunda intentona por conseguir lo que parece más un capricho que una aspiración honesta, aquel hombre, en el fondo de su ser, donde nadie más puede conocer sus íntimas y reales intenciones ¿no seguirá siendo el mismo? ¿Por qué volver a confiar en él, por qué creerle esta vez? Los discursos de los políticos son siempre de dientes para afuera.
Aunque debo decirte que, en lo personal, ante la pobre opción de los azules y tricolores, este descolorido colorado se me empieza a antojar como la opción menos mala.
Espero no contrariarte con mi opinión, mi querido Champyngón.
Cuídate, luego nos leemos.

Entradas populares