40's:7

Caminar, caminar, caminar….
Caminar por los mercados de Hong Kong es una experiencia rica, elemental en mi caso, y supongo que para cualquiera que pretenda entender al Hong Kong de hoy.

En el muy particular que me trastorna, yo quisiera entender el mío, ese fascinante y oloroso de los años 60´s cuando el mundo se descomponía y se trastocaba, que resplandecía y que parecía que tenía solución. Hoy sabemos que nada fue cierto, o que nada se pudo y solo se derramó mucha sangre, que lo único que se pagó fue la ilusión, esa que parece agotada.

Como si su fabricante dejara de maquilarla.

Se vende mejor la evasión.

La primera noche, esa que les platicaba que el Hamburgueso and moi caminamos juntos, optamos por Mongkok, por el famoso Ladies Market…. Bueno bueno bueno…penándolo bien, todos los mercados de los que les hablaré son famosos, todos son ruidosos, todos son complicados, todos son atestados, todos son asombrosos, todos son….desquiciantes no, no se vale culparlos de lo que no, pero si vale la pena alertar los sentidos antes de llegar.


Y la primera vez marca…que no?

Luego de la primera, por mi cuenta visité el de Temple Street, muy similar al Ladies en el sentido de que puedes encontrar todo y de todo, el Apliu Market enfocado a tecnología, pero el que más me gustó fue el Jade Market, éstos en Kowloon. En Hong Kong, cosa curiosa, solo visité un mercadito pequeño…y no era nocturno, donde también se caracterizaba por vender antigüedades, como el de Jade.

Para empezar, la luz y el ruido conjugados provocan un zumbido constante que apendeja curioso, y si le sumas las escenas más disímbolas el resultado debes verlo así como 8 y ½ pero a color…con una pátina de luz blanca mal administrada y el ruido aturdecedor en lugar del silencio.

Porque Ladies?

No estoy seguro, pero de entrada si me parece un mercado más dirigido a ese mercado, creo que es donde más vi Bolsas y más Bolsas, de esas que parecen costosísimas y carísimas pero que según me percaté no…nada caras. Ropa de todo tipo y para todas sus partes. Quizá también pueda deberse a que está en la calle del mismo nombre, Women’s Street. La verdad la verdad no la sé, Alguien la sabe?

El amontonadero priva 360° a la redonda (es rebuznancía?), pero priva más la impresión ante la escena común, dividida en dos actos:

El regateo y la frustración.

Desde mi perspectiva turística la dimensión es muy diferente a la ordinaria.

Y entiéndase por turística al abreboca que anda pelando los ojotes en búsqueda de memorias.

Si esos ojotes suelen posarse en las de alguna vietnamita filipina camboyana tailandesa u nacionalidad que tuviera la vendedora, ay de Dios. Al instante suelta la letanía en aras de convencerte a que te lleves lo que sea. Si sostuviste la mirada mientras ella pregonaba, ya te chingaste, ya no te dejará ir vivo. Ella no entiende de tu fascinación turística, para ella solo eres centavos que llevará a su casa.

Al ver la fuerza de su trabajo, el inchar de sus venas ante su desesperación por convencerte, entendí mejor de lo que vi, ese fenómeno del que tanto se habla. La Migración es la misma aquí y en China….ora si que.

Para el migrante asiático que puebla Hong Kong, la salida primera para el sustento es ese, el comercio callejero, que no informal. En Hong Kong, los mercados nocturnos son un atractivo turístico más. Tanto para el turista que busca gangas como para el que busca vida, ambos dos (diría ya saben quién) abarrotan y coprotagonizan la escena.

El turista ganguero colmilludo, ya lo sabe. Jamás permitirá ser sometido…..perdón, convencido, y en todo momento emitirá su No grabado hasta conseguir el precio deseado.

Ver que una prenda, originalmente ofrecida por 200 HKD es al final ofrecida en 20 permite obtener una magnitud mejor dimensionada del entorno.

Cuando ves que el inchar de las venas se transmuta en lágrimas de sus ojos sientes pena. Y es cuando te imaginas las de Caín que pasó esa mujer para llegar hasta aquí, y en lo que la espera al empacar sus cachivaches.

Hubo dos desenlaces que particularmente a mí me sorprendieron, la escena anterior es la ordinaria, mas menos así transcurre en cualquier pasillo, cualquiera que sea la nacionalidad de las dos partes y cualquiera que sea la materia en transacción.

En una ocasión, la pobre rasgadita que intentaba convencer a su presa que su mercancía era la mejor y que su precio era el más bajo, al verse abandonada por su presa no les miento, Literalmente le dio la garrotera. Es muy distinto verla en un programa cómico producto de la burla de un fuerte sobre un desprotegido, a ver en la Realidad como un desprotegido se siente burlado por uno que se siente más fuerte. Creo que tanto el Hamburgueso como yo si no sentimos lo mismo sí sentimos algo parecido, en lo futuro intentamos evitar esas miradas.

En otra, otra rasgadita literalmente tenía tomado del brazo a una rubia greñuda bastante alta, o quizá la rasgadita era muy menudita y la rubia veíase muy alta, el caso es que las corpulencias entre una y otra tornaban la escena absurda, absurda porque la menuda rasgadita envalentonada y desesperada intentaba convencer a la rubia alta greñuda, y ante sus negativas cada vez la forcejeaba más y más, al grado de la pobre rubia empezó a lucir una mueca de pánico que se tornaba en horror ante la violencia de la desesperada rasgadita…. Cabe subrayar que alrededor del ring éramos ya una multitud anonadados con la escena. Quise en ese momento disculpar a la rasgadita, no pude imaginar la cantidad de garroteras que la habían convertido en lo que ahora presenciaba.

En Jade Market me merqué las cositas que me regalé por cuarentón. Les platico un poquito, mercado nocturno como casi todos, pero éste de antigüedades y arte sacro, donde se supone que podrás encontrar Jade en todas sus presentaciones habidas y por haber. Y Si pero no. A mí me gustó por la gama enorme de magníficas piezas donde puedes perderte a soñar y soñar y soñar. Me regalé una pareja de Dragones. Saben lo que me gustan los dragones. Saben que no creo mucho en nada, pero en Haku y en su poder siempre, desde que lo conozco. Pues ésta parejita no son Haku, a Haku me lo regalé en Tokio no lo olviden, pero ésta pareja cantonesa, de porcelana policromada, según el anciano bondadoso que me los vendió, del siglo XIX, me jalaron, me hablaron y no me dejaron en paz.

Tan no me dejaron en paz que tuve que regresar por ellos. La primera noche que visité el mercado, la verdad la verdad no traía lana, y no traía lana a propósito, si de por sí, ya de Japón salí con equipaje a reventar, me dije a mi mismo: Champignon ya no compres!!! Te va a ir como en feria con el exceso que te cobren los pinchis y ogts gringos!!! Pues dije la única forma de no comprar es no portando efectivo. Ay pero el débil de moi no puede ver algo que se le antojé porque carezco de toda fuerza de voluntad. Mis carencias son inmanejables, y estos dos putos dragones que hablan hasta por los codos ps no! No pude. Al día siguiente.. mejor dicho, la noche siguiente regresé por ellos….. Yo, que soy medianamente buen ubicado (ajá!) y suele facilitárseme encontrar las cosas, batallé. Les juro que me dí la arrepentida de mi vida por el no haberlos comprado la noche anterior, yo juraba y perjuraba que el anciano bondadoso estaría ubicado en tal posición y nada…. Sentí horrible, pensaba que el resto de mi vida me iba a reprochar no haberme decidido en el momento….caminé y caminé y caminé. Me di por vencido. Ya iba decidido a buscar donde cenar cuando que creen? Vi un local con unas terlencas grindotas que se me hicieron conocidas…. Y que era él. El volver a ver a ese noble y maravilloso anciano me dio un gusto que solo he vivido cuando veo a Bagoas esperarme en mi balcón… me acordé de mi gatito. Ps total, que sentí tanta felicidad y tanta dicha que ya no me dieron ganas de regatear. Pagué lo que me pidió a la primera. La verdad la verdad la verdad me empezó a dar coraje, máxime cuando empecé a preguntar otros precios, cuando vi que aquí también se regateaba como en Ladies y como en Temple…y que me dice un vendedor cuando hago mueca de que ya me voy, (había preguntado porno recuerdo que cosa) dame 300! Luego de haberme pedido 500!!! Y en la madre! Me piqué.

Me regalé una Sayuri desnuda también de porcelana viejona. Yo digo que viejona porque el señor no me supo decir más detalles sobre la pieza…o igual y si me decía pero ps si entender a un joven está cabrón, entender a un señor de edad avanzada más pior….

También caminando por ahí…bueno bueno bueno, hasta éste momento como que traía la espinita de andar por Asia y no haberme regalado una figura de Buda, pero es que la verdad no había visto alguna que me haya seducido (como los tíos de Haku), pero también me dije: Ya andas metido en esto, ya no le hagas al macizo y cómprate uno! Pero tampoco era comprar por comprar. Debía ser Mi Buda.

Y entre caminares y andares que me topo con unas criaturitas simpatiquísimas, unas figuritas de bebés simpáticos, en posiciones cómicas, angelicales. Me cayeron re-quete-bien los querubincitos. Que me pongo a entrevistar a la señora que los vendía y me soltó una cantaleta muy parecida, o yo a todos medio les entendía lo mismo, porcelana antigua, ella me dijo que antiquiiiiiisimos!!!! Yo para situar ponía ejemplos, le digo: Como de la guerrota? Y me responde nooooo, maaaaaas! Así acentúan los chinitos una letra. Le digo de principios de siglo? Y me dice: probablemente. Le muestro mi Sayuri desnuda, ya que yo relacionaba en ellos la misma época, el mismo trabajo….. y la mujer se escandaliza. Nooooooo!!! No tonto! It’s a sin! Me decía o entendí, y le digo why???? Él es Budaaaaaa!!!!! Debes respetarlooooo!!!! Le digo deveras??????

Ya no los solté. Me compre las tres figuritas, me salieron en un huevo pero ya no quería sufrir arrepentideras. Y para que no se sintieran solos les dije: Ésta Sayuri encuerada es su mamá!

Que más me compre…… ah si ya sé.

En otro caminar ahí mismo, en Jade´s Market….ya saben de mi afición por las vírgenes, de hecho, poseo una colección ya a mi parecer respetable….pues seguía preguntando por cositas que me parecían interesantes, cuando doy con una figura femenina enigmática. Le pregunto al vendedor quién es? Y me responde una nombre impronunciable (por mi) y yo what????

Buda´s mom me dice.

Y que ya no me quiso soltar la mamacita del pelón.

También me la merqué.

La verdad la verdad la verdad, fue más por reparar la ofensa que según la anterior vendedora que porque me “haiga” gustado mucho, además que digo digo digo, aquí a la mamá de Chuy le llamamos virgen que no? Supongo que la de Buda también debió haber sido preñada por un espíritu santo, este rasgadón pero santo al fin y al cabo. Así que en mi colección de vírgenes ya tengo una china.

En Temple Street, muy cercano a Jade´s Market me surtí de incienso, otro pendiente que llevaba, uf….. desde mi último viaje a India en el 2008 que estaba haciendo rendir unas varitas extraordinarias que me regaló mi gente de Jamnagar, pero ya me quedaban unas pocas…ps que en temple se me atraviesa un puesto que olía a Cielo, a Nirvana, a Gloria….. y que le pregunto a una muchachita que atendía que es…me dice: Vendo ….otra palabra impronunciable, pero era incienso.

Ya me había comprado en Lantau un paquetote, pero estaba dudando que tuviera aroma, ya que razoné, todo el incienso que veo que se quema en Templos y Santuarios nunca huele….I mean…si huele, pero huele a Templo, yo quería traer conmigo Sándalo, Lavanda, Rosas….. y se me hizo.

Por eso es bueno caminar y caminar y caminar.

Mas mejor nunca quedarse con las ganas.

De nada.




Comentarios

frit zio ha dicho que…
Los mercados, su realidad y su promesa. El gran mercado de la ilusión. La mercadería desparramada del presente rebozándose con su pasado.

El inmenso arsenal de mercancías en orgullosa, portentosa exposición de oloeres y fragores-

Empiezo, apenas a leerte. Mi comentario en forma será elaborado en la lectura fragorosa y olorosa de esta quintaesencial séptima entrada... Tiempos de serie mundial, sin duda, pero con Hong Kong en la sesera.

Saludos venturosos. Regreso
frit zio ha dicho que…
envidio, siempre, tus marcados, como ahora tus mercados, tu descripción leve, ruidosa, frondosa...

las primeras veces (de un encuentro, de un viaje, de un recordatorio) son, también, como primeras voces

Y además de delirante y cachondo cronista eres fotógrafo de premio

Buscar gangas o buscar vida igual, me hiciste recordar, que en el esmeralda centro de Oaxaca, tan florido y multicolor

El inchar de las venas o el relinchar de los conductos: la frase más afortunada en mucho tiempo, para mí

Y los dragones, cuarentones abalorios reverencias a la propia orgía: bello La(s) mamá(ses) de los budas, encarnación de tu visión torcida en regocijo

Y los olores a Cielo, a Nirvana, a Gloria, para que te duren floreados aromas hasta tu próximo viaje caminando sin quedarte con las ganas, nunca

Reverencia en olor, casi, de santidad

Buenas noches, desde este viernes

Entradas populares